Tolú, comida tradicional colombiana

En la plaza de mercado La Concordia, se puede encontrar una de las mejores muestras de gastronomía del Caribe colombiano con la más amable atención al público, bajos precios e ingredientes naturales.

Por: Vanessa Morales Rodríguez

Luz Dary Cogollo, nació en Montería, Córdoba y fue criada en Ciénaga de Oro del mismo departamento. Hace años junto con su hijo Erick, quien participó en un reality show sobre gastronomía colombiana (La Prueba de Canal Caracol), cocinaban almuerzos para vender a las personas que atendían las estaciones de Transmilenio de Bogotá. Sin embargo, estuvieron cerca de ser víctimas de un accidente de tránsito y desistieron de la idea.

En diferentes circunstancias de la vida, juntos han luchado por un sueño familiar: montar un restaurante para transmitir los saberes gastronómicos que han heredado a través de cuatro generaciones: la bisabuela, la abuela, Luz Dary, Erick y ahora el hijo de Erick quien también es un apasionado de la cocina.

Tolú es un sueño que nació hace cuatro años en la Plaza de mercado La Concordia de Bogotá. Iniciaron en condiciones muy precarias pero poco a poco han ido mejorando el lugar por sus propios medios.

Gracias a los frutos que les ha dado el local, Luz Dary pagó la universidad a su hijo quien estudió gastronomía en la Universidad de la CUN. “Yo le enseñé todo sobre la cocina. Pero siempre con ingredientes naturales”.

Las tradiciones iniciaron en su pueblo natal, en donde cocinar era un oficio que se adquiría desde los siete años de forma natural. Las primeras imágenes que vienen a la cabeza de esta experta en comida caribeña, es cuando arreglaban el pescado en el río junto con su abuela y mamá. “Yo vengo de los fogones. De cocina de patios y a orillas del rio Cauca (en Caucasia). De allí aprendo mi cocina ancestral.”

Cuenta con una sonrisa nostálgica, que las fiestas de semana santa en su pueblo natal eran fiestas gastronómicas. Desde dulces y postres hasta platos deliciosos como bagre desmechado con leche de coco. “Desde pequeña me gustaba cocina. Me tocaba ayudarle a mi mami. Todo se lleva en el paladar. Cuando el paladar de uno es educado y sano todo se conserva.”

Algunos platos de su región, si bien traen productos naturales, en realidad surgieron por necesidades económicas pues las familias no tenían como comprar carnes o productos más desarrollados. “Mi mamá cogía las ollas y montaba para hacer una mazamorra de plátano. Eso es muy natural. El plato es plátano maduro machacado, con arroz, canela, anís y leche. Eso es una sopa de mi región muy rica. No se podía comprar carne ni nada de esos productos.

Lo mismo sucedía en las fiestas de cumpleaños. No había dinero para comprar tortas de tres leches o leche asada. Las mamás hacían la torta como un enyucado (yuca rayada con queso costeño). “Todo estaba a la mano en nuestra casa. Solo era amasar.

Plaza de Mercado de La Concordia Foto: Fabricio Galindo

El restaurante Tolú atiende desde estudiantes universitarios hasta funcionarios de entidades públicas. Los colaboradores del lugar, son extranjeros que enamorados del lugar ofrecen sus servicios como meseros por recibir a cambio el almuerzo del día. Los visitantes del lugar podrán pedir platos en cualquier idioma porque los meseros son los traductores.

Los platos varían desde 5 mil (1,5USD) hasta 12 mil (4 USD) pesos colombianos. “Ofrecemos desde Trucha al ajillo hasta arroz con mariscos o sancocho de salmón. Así impulso mis sabores. Les ofrezco mote de queso para que vayan sabiendo que y cómo es la cuestión” afirma.

El servicio que Luz Dary presta en este lugar es de calidad y algunos dicen que es de talla internacional. Si quiere conectarse a los sabores ancestrales visite el restaurante Tolú. No se arrepentirá.

La plaza de La Concordia está ubicada a pocas cuadras de la Plaza de Bolívar de Bogotá o del Chorro de Quevedo, dos lugares turísticos tradicionales de la ciudad.

VOLVER